Se lanzó una propuesta para el Deporte y la Cultura

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Miércoles, 25 de Septiembre de 2019 12:58

 

20190925UPCN Cultura  8

El pasado 2 de setiembre en un restaurante de San Telmo artistas y personalidades del deporte se dieron cita para rubricar un documento denominado “Declaración de la Cultura y el Deporte”. Entre los presentes se encontraban Juan Sasturian, Castiñeira de Dios, la escritora Elsa Osorio, los pintores Maggie Koenigsberger, Dulio Pierri y la actriz Carolina Silvestre junto a los campeones del mundo Ubaldo Fillol (fútbol), Daniela Krukover (judo) y los ajedrecistas Pablo Zarnicki y Diego Pereyra Arcija.

Esta iniciativa colectiva que fue propiciada por el secretario de cultura de la nación, Jorge Coscia, junto a los ex funcionarios de deportes, Fernando Galmarini y Víctor Lupo, el periodista y guionista Julio Fernández Baraibar y el cineasta Víctor Bassuk, contó con una gran concurrencia de personalidades del ámbito artístico y deportivo

En el encuentro se dio lectura a las propuestas y recomendaciones a tener en cuenta en las áreas de cultura y deporte que serán entregadas a los integrantes de la fórmula Fernández - Fernández y a los candidatos del Frente de Todos, con miras al próximo gobierno.

20190925sdf02 205005

Declaración de la cultura y el deporte

“Sin el deporte y la cultura los pueblos no llegan jamás a tener un alma perfeccionada”

Juan Domingo Perón

La cultura y el deporte son, sin duda, esenciales para la creatividad, el disfrute de la vida y su trascendencia. Las comunidades y naciones son tan exitosas como sus logros culturales y deportivos.

Por sus características, el arte y el deporte requieren de un proyecto nacional, un proyecto de país, inclusivo, justo y autónomo.

Somos conscientes que en la hora por venir, la cultura y el deporte serán reparadores, en un país arrasado por la voracidad del neoliberalismo y las minorías egoístas que lo sostienen.

El viejo lema latino mens sana in corpore sano adquiere hoy una renovada significación, con niveles de pobreza y de exclusión como en las peores horas de nuestra historia. Muchos de nuestros deportistas y artistas solo encuentran en  la emigración la única manera de concretar sus sueños y su destino. Pero solo la celeste y blanca les es y será propia. No alcanza “ser los mejores” si solo podemos serlo alejándonos de nuestra Patria, nuestras familias y nuestros amigos.

Queremos crear y jugar de locales y comprendemos que podemos aportar mucho en la reconstrucción de nuestro tejido social maltratado, hoy en riesgo terminal. Los ámbitos de creación y juego colectivo son una opción formativa a los riesgos de marginalidad y disolución que, con la miseria, el desempleo, la precarización y la droga, amenazan a nuestros jóvenes.

Proponemos una inmediata puesta en marcha y valor de políticas culturales y deportivas en el país que emprenderá la recuperación nacional. No nos conforma recordar a los grandes cracks o estrellas solo como excepción y no como expresión de un potencial colectivo. Soñamos con ese héroe grupal que es un club, una filmación, un equipo de fútbol de barrio, una editorial independiente, un campeonato de ajedrez juvenil, una peña musical, unas chicas jugando al fútbol o al hockey, una obra teatral, una regata, un centro cultural municipal o barrial y todos los ámbitos y expresiones de la solidaridad grupal y social que da sentido a la amistad y a la vida. Este ha sido siempre un rasgo distintivo del pueblo argentino.

20190925IMGasd

Sólo así se multiplicarán los nuevos campeones que la Argentina bien sabe producir cuando existe un Estado solidario que reconoce e impulsa el alto rendimiento del proyecto colectivo. Por eso, deportistas y artistas, en esta coyuntura, jugamos juntos en el común equipo de la Argentina que busca salir definitivamente del atraso, la pobreza y la dependencia.

Miramos hacia el pasado y recordamos sonriendo las multitudinarias experiencias de los torneos Evita, del nuevo cine argentino o de Teatro Abierto. Un joven jugando o creando es una semilla para el futuro de la Argentina. Queremos fertilizar ese futuro con el estímulo a un talento que sabemos está y se dispara masivamente cuando el Estado no mira para otro lado. Reivindicamos a nuestros ídolos del deporte y nuestros talentos del arte. Sus logros y trascendencia nos animan a pensar en ellos como ejemplos de lo que podemos ser y no solo como estrellas inalcanzables.

No hay goles suficientes en un país que pierde por goleada ante el FMI y los bancos extranjeros.

No hay Oscar que valga en una Argentina dónde la gente no puede permitirse una salida al cine con sus hijos.

No hay campeones del mundo que valgan cuando nos tiran la toalla por ser el país con mayor riesgo económico.

No hay Borges ni Marechal, ni valores literarios que surjan  con una actividad que ha perdido más de la mitad del mercado y ve cerrar librerías y editoriales.

¿Qué moda podemos diseñar cuando cierran las Pymes textiles?

¿Qué meta es posible alcanzar cuando solo encabezamos el ranking de inflación?

¿Qué vamos a aplaudir cuando nuestros talentos musicales no se escuchan en las radios que suenan en otras lenguas?

¿Qué  maratón correr si nuestros jóvenes no alcanzan ni siquiera a una alimentación digna?

Creemos que es posible recuperar la Argentina para que juguemos todos. Solo un proyecto nacional, popular y democrático puede valorar la cultura y el deporte dándoles la jerarquía que merecen en la estructura del Estado nacional, provincial y municipal. No será un gasto sino la mejor inversión para el alma y el cuerpo maltratado de nuestra comunidad.

Por ello, referentes de ambos campos, la cultura y el deporte, nos convocamos en la actual encrucijada que definirá nuestro  futuro y apoyamos la fórmula de Alberto y Cristina y de los candidatos del Frente de Todos.

Lo hacemos abrazando un proyecto de país en el que se pueda expresar, sin exclusiones, nuestro gran potencial creativo y nuestras grandes tradiciones y valores.

 
Urgente: La Federación le suspendió dos reuniones a los jugadores/as y a Werthein, Presidente del Comité Olímpico

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Martes, 27 de Agosto de 2019 19:39

 

20190827Voleibol

Debía ser una semana clave para los jugadores y jugadoras del vóleibol argentino, pero una vez más se sienten subordinados y, lo que es peor, desplazados. En las últimas horas, otra vez los referentes reclamaron en las redes sociales por la ausencia del Presidente de la Federación del Vóleibol Argentino (FeVA), Juan Antonio Gutiérrez.

“LAMENTABLE dos reuniones y las dos Canceladas sin justificación, asi es el trato por parte el señor GUTIERREZ a los JUGADORES de la selección de Voley y al COMITÉ OLÍMPICO, realmente una falta de respeto, Gracias COA-Enard x estar Junto a nosotros unidos x el bien del vóley”, escribió Luciano De Cecco en twitter, mientras que el líbero Alexis González agregó “todo por nuestro hermoso deporte”.

Muy parecidas palabras utilizó Facundo Conte, que de un tiempo a esta parte dejó de ser referente solo adentro de la cancha y es uno de los que alza la voz ante la desidia que reclaman los jugadores y jugadoras, que llevan casi 1 mes, desde la lectura del comunicado, esperando una reunión con los directivos de FeVA.

Esta reacción por la suspensión de un encuentro, por segunda vez en una semana y de la cual también iba a participar Gerardo Werthein, Presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), parece así otro foco de incendio que se suma a la dedicatoria por parte de los atletas que alcanzaron la clasificación olímpica a Tokyo 2020 y las medallas de oro y bronce en los Juegos Panamericanos de Lima.

20190927twtt

 

Fuente: Voley Plus

22 agosto de 2019

http://voleyplus.com/2019/08/22/nuevo-foco-de-incendio-la-federacion-suspendio-dos-reuniones-a-jugadores-as-y-werthein-coa/. 

 

 

 

 

 

 

 
Panamericanos: quién es Diógenes de Urquiza, el hombre más cuestionado del deporte argentino

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Viernes, 09 de Agosto de 2019 14:52

 

 

Diógenes de Urquiza se defendió ante las críticas y reconoció que debe hacerse un reordenamiento de becas y presupuesto

LIMA, Perú.- El deporte argentino tiene mucho para festejar en estos Juegos Panamericanos, pero muy poco si se habla de cuestiones presupuestarias. La disparada del dólar y la crisis económica hicieron estragos en cuanto a los apoyos y los números tuvieron que achicarse forzosamente para adaptarse a una nueva realidad. En este contexto apareció Diógenes de Urquiza, presentado en algunos medios como "la cara salvaje del ajuste" y criticado por su vínculo previo con Signia, la marca que provee de indumentaria a la delegación argentina desde Guadalajara 2011.

A través de un decreto del 29 de enero pasado que generó revuelo, a De Urquiza (57 años) le cayeron cuando fue designado para conducir la Agencia de Deporte Nacional (ADN), que reemplazó a la Secretaría de Deportes, cuyo último titular había sido Carlos Mac Allister. Es amigo personal del presidente Mauricio Macri desde la juventud y juntos fundaron la Asociación Padel Argentino en 1988.

20190809diogenes

-¿Cómo sigue su labor en la Agencia de Deporte?

-A partir de que comenzamos como Agencia, el 15 de mayo, pudimos regularizar las becas de todos los deportistas. Hoy les estamos pagando del 1 al 10. Después de no recibir en 30 años la beca en tiempo y forma, las están cobrando regularmente. Logramos aplicarles dos aumentos: uno del 15% en abril y otros 15% en las becas de julio, así que estamos contentos porque ordenándonos se pueden hacer cosas muy buenas.

-¿Cuál es el presupuesto anual de la Agencia hoy?

-Está entre los 1400 y 1500 millones de pesos.

-El presidente del COA Gerardo Werthein dijo hace unos días a LA NACION que el presupuesto debía estar por encima del doble.

-El presupuesto hay que ejecutarlo. Vos podés tener más del triple, pero si no lo ejecutás, queda en el Estado. No es fácil trabajar en el Estado rápidamente, aunque gracias a la Agencia lo podemos hacer. Igual, a fin de año haremos un estudio de becas con el Enard, el Comité Olímpico, las federaciones y los deportistas, porque hay que ordenarse. Por supuesto que plata faltará siempre porque queremos que el deportista tenga lo mejor, pero hoy trabajamos con lo que tenemos.

-¿Qué es lo que quieren ordenar?

-Por ejemplo, hoy estamos gastando mucha plata con viajes al exterior para entrenamiento en altura, cuando tenemos dos o tres lugares que si los desarrollamos, nos ahorraríamos mucho. Estamos pagando en dólares, cuando en nuestro país podemos gastar en pesos y hay buenos sitios, como Tafí del Valle, donde se entrena el canotaje. Pero por supuesto, son escenarios que no están en condiciones; el problema es cómo los mantenés. Me puedo hacer un centro de entrenamiento en Salta y lo primero que me van a preguntar es: ¿Quién sostiene esto? Ojalá yo hoy tuviera 20 años para desarrollar un plan a largo plazo. Lo bueno es que hay diálogo con los secretarios de deportes.

-¿Y el sistema de becas?

-Hay atletas que reciben becas de nuestra Agencia, del Enard, del Comité Olímpico, de la Secretaría de la Ciudad, de la Secretaría de la Provincia. O sea, es raro. ¿Por qué no nos ordenamos un poco?

-También hay veces en que se vuelven difusas las tareas que les competen al Enard y a la Agencia.

-Técnicamente, el Enard se encarga del alto rendimiento y nosotros nos ocupamos del deporte social y los atletas de transición, de los chicos jóvenes. Hoy está complicado porque es un mix: yo le doy becas a gente de alto rendimiento y está desordenado. Y además faltan definiciones acerca de "qué es alto rendimiento". Sucede que hay federaciones que promueven a chicos muy jóvenes, otras a gente grande y otras más a los profesionales o semiprofesionales de alto nivel. Es un tema de las propias federaciones, que a la vez se encargan del desarrollo del deporte. Nosotros no tomamos la decisión sobre a quién se le otorga la beca. Sí cuando surgen dudas y de repente te preguntás: "Che, ¿quién es esta persona que no la ubico? ¿Y por qué está becado?". La beca debe ser asignada de manera clara, nada más que eso.

-Cuando surgió el cambio de Secretaría de Deportes a Agencia, usted quedó en el ojo de la tormenta y fue muy cuestionado. Al mismo tiempo, no respondió mayormente a las críticas. ¿Cómo vivió toda esa situación?

-Mirá, yo tengo 35 años en el deporte. O sea: tuve la suerte de trabajar con los mejores deportistas de la Argentina. Poca gente disfruta del deporte como yo. Me encontré con una agresión gratuita, que a mí no me afecta por mi forma de ser, pero familiarmente fue muy duro, ¿viste? Que mis hijos escuchen que su padre es un chorro o un delincuente, la verdad es que no fue agradable. Fue muy fuerte sobre todo para mi mujer, pero bueno: hay gente que tiene maldad.

-¿A qué gente se refiere?

-Y qué se yo. Es gente que no quiere el progreso o cree que estamos equivocados. Ojo, no digo que yo tenga la razón, pero estoy convencido de lo que hago y "no soy el amigo del presidente", como suelen decir. Te repito: hace 35 años que trabajo en el deporte. Podés hablar de Ginóbili y Vilas hasta de un chico de transición, pero hablo con ellos todos los días.

-¿Pero las agresiones de dónde surgen?

-Del ámbito político y social. Te dicen "el gordo", "el profesor de pádel". A los 20 años fui profesor de pádel y a mucha honra. A esa edad me podía mantener: yo fui profesional de este deporte y el Estado nunca me ayudó. Me pagaba todo yo para ir a jugar al pádel a Europa, Estados Unidos, Uruguay, Chile o al interior de Argentina. No sé qué tiene de malo haber sido profesor de pádel. También soy ingeniero en producción agropecuaria y tengo un Master en Dirección de Empresas. Eso no lo dice nadie.

Diógenes de Urquiza junto con sus hijos, en una foto familiar Crédito: instagram

-Hubo una controversia muy grande por su vínculo con Signia y la ropa que viste a nuestros deportistas. ¿Cómo lo explica?

-Yo soy un tipo que da servicios. Trabajé en Signia y en muchas otras marcas deportivas. Por mi situación, siempre tuve la suerte de estar contratado, salvo en Alpargatas, que estuve ocho años fijos. Pero hoy no tengo nada que ver con Signia. Nada, nada que ver porque no es mía y además Signia no es una empresa, es una marca.

-¿Cuánto tiempo trabajó en Signia?

-Desde 2007 hasta 2015 y manejaba toda la parte de Promoción y Marketing. En su momento hubo una licitación para vestir a la delegación nacional y la perdimos en manos de Adidas. Pero el Comité Olímpico no le permitió mostrar las tres tiras y se fue de muchos comités, incluso del COA. Se venía Guadalajara 2011 y nos vinieron a buscar porque no tenían ropa, así que cerramos contrato en esos Panamericanos, los Juegos Olímpicos de Londres y cuatro años más. Y ahí terminé yo: me fui en Río 2016. En mi caso facturaba, nunca fui ni empleado. Cumplía funciones de gerente comercial en GGM Sociedad Anónima sin serlo, era un contratado externo. Pasó que en los Juegos de la Juventud 2018 era tal el caos que me puse a entregar la ropa yo siendo capo del Enard. Puedo ser director, pero si tengo que juntar los papeles o ponerme a barrer lo hago.

-¿Habría preferido ser Secretario de Deporte en lugar de titular de la Agencia?

-No. Eso a mí no me molesta nada. Honestamente lo digo: yo vengo a vender un servicio a los deportistas. A mí, que me digan "agenciero", "secretario de Deporte", "ministro"... No estoy acostumbrado. Mis amigos me dicen "gordo". Sé que hay una jerarquía o escalafón que la gente respeta, pero no me molesta. Yo vine acá a Lima para trabajar para los deportistas, no para mí. Ahí hay un error de concepto.

-Al margen de su cargo, ¿hubiese sido mejor conservar la Secretaría?

-No, estoy convencido de que una Agencia es superior. No hay que mirar el nombre de la entidad, sino las funciones que cumple. Vuelvo a lo de antes: hacía 30 años que la beca no se pagaba en tiempo y forma. ¿Yo soy tan bueno que lo logré en dos meses? ¡No! Es que simplemente puedo ejecutar nuestro propio presupuesto. Es cierto que la burocracia todavía sigue existiendo, pero tenemos autonomía.

-¿Los pibes de transición la tienen más difícil para desarrollarse y recibir apoyo?

-Antes no existían los deportistas de transición, ni tampoco tantos eventos deportivos y categorías en las disciplinas como aparecen hoy. Tenés por ejemplo deportes como beach handball y el otro día me mandaron snow volley. Todo muy lindo, pero ¿cómo lo sostenés? ¿quién lo paga? Argentina tiene una materia prima muy grande. Nosotros somos buenos en todos los deportes: no es que estamos desaparecidos, sino que figuramos en los podios de muchos deportes. El otro día fui a ver a un chico en bowling. Salió cuarto, con tres profesionales arriba ¡Un fenómeno! El tipo, chapeau, es un crack, pero es un amateur compitiendo contra profesionales.

-De 1 a 10, ¿cómo califica hoy al deporte argentino?

-Más que calificar, yo diría que cuando los deportistas actúan para ellos, rinden menos. Pero cuando se ponen la camiseta argentina, todos nuestros atletas dan un plus. Un caso es el de Cecilia Biagioli en aguas abiertas: le ponés la bandera y rinde más. Es increíble, me saco el sombrero con su medalla de plata, y estuvo ahí nomás de la de oro acá en Lima. El voleibol es otro ejemplo: vinimos con un equipo B y los tipos dejaron el alma. Vos me podrás decir que los otros equipos eran alternativos, pero el nuestro también. ¡Ganaron! Al argentino no le gusta perder a nada. Hay un rasgo competitivo que no tienen los otros países. Si me preguntás por puntajes, el esfuerzo que hacen es como para un 10.

-¿Cómo se entabla por estos días su relación con el presidente Mauricio Macri, siendo su amigo personal?

-Yo con él hablo de otras cosas, no como presidente. Pero cuando hablamos políticamente me llama, me convoca y me pregunta cómo estoy y qué necesito; ahora tenemos una reunión pendiente para el futuro.Soy amigo de él desde los 18, 19 años, pero él es cuatro años más grande que yo; eso ponelo ¨(sonríe). Juego al fútbol con él y mis hijos fueron al Newman, el colegio del presidente, pero no soy un "Newman boy".

-¿Y su vínculo con el presidente del COA Gerardo Werthein?

-Bueno, es gracioso, dicen que soy amigo de Gerardo. Yo soy conocido de él, pero no vamos a comer juntos. Tenemos una buena relación y trabajamos en algunas cosas, pero estamos muy bien.

-¿Se siente respetado en su cargo?

-Te digo una pavada: vino el padre de los Simonet; nos conocemos de cuando éramos chicos y jugábamos al handball. Y me dice: "Diógenes, estoy feliz de que estés en la Agencia". Son esas cosas lindas también, no son todas malas. No estoy para que me agradezcan, lo hago por pasión.

-¿En dónde quedará usted frente a un eventual cambio de gobierno?

-No puedo responder esa pregunta, no tengo relación ni los conozco, salvo a Sergio Massa. Me rajarán, ¿qué sé yo?

Fuente: La Nación Por: https://www.lanacion.com.ar/autor/gaston-saiz-220. 

8 agosto de 2019

https://www.lanacion.com.ar/deportes/quien-es-diogenes-urquiza-hombre-mas-cuestionado-nid2275116. 

 
 
Confederación Argentina del Deporte (CAD) - La Institución madre del Deporte Nacional

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Jueves, 18 de Julio de 2019 14:47

 

 

Ante el DNU 92 del Poder Ejecutivo Nacional del 29 de enero de este año (rechazado por anticonstitucional en la Comisión Bilateral el 7 de febrero) y la insistencia con un proyecto de ley por el cual se desconoce a la Confederación Argentina de Deportes (CAD) como la institución rectora del deporte nacional presentamos este capítulo del libro “Historia Política del Deporte Argentino” del reconocido dirigente e historiador Víctor F. Lupo:

 

20190718Logo-CAD

 

El 23 de septiembre de 1899 el General Julio Argentino Roca fundó la Sociedad Hípica Argentina, para la organización de distintas competencias hípicas. En 1902 esta institución reformó sus estatutos y se transformó en la Sociedad Sportiva Argentina, presidida por el barón Antonio De Marchi, uno de los más reconocidos dirigentes deportivos de la época, y, además yerno del Presidente de la Nación, el General Roca. Valga recordar que una de las sedes de esta nueva institución se encontraba donde actualmente está el Campo Hípico Militar con las dos canchas de polo, y allí se realizaban variadas actividades deportivas. De ese campo partió el legendario Jorge Newbery junto a Aarón de Anchorena en el globo “Pampero” en 1907, para cruzar el Río de La Plata. También en este lugar se jugaron los primeros partidos de fútbol entre argentinos representados por Club Alumni y un equipo ingles  (Southampton) perdiendo por 3 a 0 los locales el 26 de Junio de 1904. Y el 24 de junio de 1906 Alumni vence a un equipo de británicos de la Liga de Sudáfrica por 1 a 0, con gol de Alfredo Brown y la presencia del Presidente de la Nación, José Figueroa Alcorta.

 

Durante 1908 por la Ley 6.277, la Sociedad Sportiva Argentina ingresó a formar parte del Consejo Superior del Deporte (primer antecedente del CONADE, creado luego por Perón) junto a miembros de los ministerios de Guerra y de Instrucción Pública, del Consejo Nacional de Educación y de las Universidades Nacionales. Este Consejo tenía como misión aprobar los reglamentos y programas que administraba la Sociedad Sportiva Argentina.

 

La institución, presidida por De Marchi, fue responsable de la organización de las “Primeras Olimpíadas Sudamericanas”, que se disputaron como parte de los festejos del Primer Centenario de la Revolución de Mayo, organizadas y realizadas en Buenos Aires por el gobierno porteño.

 

El 18 de junio de 1914, el general Gregorio Vélez, ministro de Guerra del presidente Roque Sáenz Peña, ocupó militarmente el estadio de Palermo, desalojando a la Sociedad Sportiva Argentina y ordenando la continuidad de las obras del estadio que se estaba construyendo y que habían sido paralizadas por disposición del intendente, doctor Joaquín S. de Anchorena. Esto originó un conflicto entre los personajes en cuestión por los derechos de la Nación o el Municipio sobre ese predio. Todo terminó con la renuncia del General Vélez, luego de morir en agosto de ese año Sáenz Peña y asumir como Presidente, Victorino De La Plaza.

 

Pero a partir de ese año la Sociedad Sportiva se fue diluyendo institucionalmente y no se encuentran ya constancias o testimonios de reuniones o eventos producidos por ella.

 

Ante este vacío institucional la dirigencia deportiva nacional se dividió en dos tendencias. Una que luchaba para la formación de una institución sucesora de la Sociedad Sportiva Argentina, pensada como rectora de la Federaciones Nacionales, cuyo poder oculto era el barón De Marchi. La otra pretendía formar una delegación nacional del recientemente formado Comité Olímpico Internacional (COI), cuyo principal sostenedor era César Viale.

 

Entre los meses de julio y septiembre de 1921, ante la necesidad de constituir una Institución que logre la armonía y la cooperación de las distintas actividades deportivas, en la sede del Círculo de la Prensa de Buenos Aires, y por iniciativa de los dirigentes de esta institución (Arata y De Muro), se realizan tres reuniones con la idea de formar una Confederación que albergue en su seno a todas las Asociaciones y Federaciones de los distintos deportes.

 

El doctor César Viale, representante de la Federación Argentina de Box, aunque en principio estaba de acuerdo, en la votación final fue el único miembro que se abstuvo de votar, porque estimaba que “estando formado el Comité Pro-Juegos Olímpicos, la nueva entidad no podía ser sino el mismo Comité con otro nombre o modificado, aprovechándose los trabajos ya realizados”. Pero el 19 de septiembre de 1921, bajo la presidencia de la Nación del Dr. Hipólito Yrigoyen, se crea la Confederación Argentina de Deportes (CAD) impulsada por uno de los pioneros de la dirigencia deportiva nacional, Antonio De Marchi.

 

Esta disputa (que aún sigue en la dirigencia argentina), la encontramos históricamente registrada, en la página 177 del libro de César Viale, “El deporte argentino” (1922), cuando en la carta que le envía al barón De Marchi le expresa: “Existe un punto oscuro que es el de saber quién es el que presidirá la delegación a la Olimpíada del Brasil, si el C.O. (Comité Olímpico) de este país o su Confederación de Deportes”.

 

El primer presidente elegido por cuatro años de la CAD fue el doctor Rafael Cullen (titular de la Federación Atlética Argentina y presidente del Club Atlético San Isidro), que la dirige hasta enero de 1925, pero no llegó a cumplir su mandato, para ser reemplazado por el  doctor Marcelo Fitte (presidente del Club Universitario) hasta la finalización de ese mandato en septiembre. Esta nueva institución obtuvo su personería jurídica el 24 de julio de ese año. 

 

Por el Decreto 74 del 31 de mayo de 1927 firmado por el Presidente de la Nación, doctor Marcelo Torcuato de Alvear, “se reconoce a la Confederación Argentina de Deportes (CAD), presidida por el Dr. Juan Carlos Palacios (1925-1928), como Comité Olímpico Argentino“, institución que había sido creada por un decreto del 31 de diciembre de 1923, por lo que la CAD debía “adoptar todas las resoluciones relacionadas con la participación de los deportistas argentinos en los Juegos Olímpicos”. Este sería el principio de lo que se conocería en el ámbito deportivo como la CAD-COA, que rigió los destinos del deporte nacional hasta 1956, aunque oficialmente para la conducción del deporte argentino sólo era reconocida la CAD.

 

A Palacios lo sucedió en la presidencia de la institución, el doctor Juan Bautista Peña (mayo 1928 - julio 1929).

 

En 1929 por una Ley se otorgó un subsidio a la CAD, presidida en ese entonces por Juan Carlos Gallegos (julio - noviembre 1929), para concurrir a las ediciones IXº (Los Ángeles 1932) y  (Berlín 1936) de los Juegos Olímpicos. 

 

Entre noviembre de 1929 y noviembre de 1932 la presidió Horacio Bustos Morón, regresando en ese momento a la presidencia, el Dr. Palacios hasta abril de 1933. El doctor Alberto León se hizo cargo de la CAD hasta noviembre de 1934.

 

Desde 1937 la Confederación Argentina de Deportes pasó a integrar la Comisión Asesora Honoraria de Fomento del Deporte, creada para administrar el Fondo de los Deportes, de acuerdo al artículo 29º de la Ley Nacional 12.345, dictada cuando era presidente de la Nación el general Agustín. P. Justo. Desde esta Comisión se otorgaron por aquellos años los préstamos para la construcción de los monumentales estadios de River Plate y de Boca Juniors, entre otras obras de magnitud.

 

Durante el curso de la Segunda Guerra Mundial (cuando se suspendió la realización de los Juegos Olímpicos), la Confederación Argentina de Deportes, organizó los Juegos Argentinos, bajo la presidencia de Próspero G. Alemandri (entre otras cosas, autor del libro “Moral y Deporte”). Nuevamente el doctor Juan Carlos Palacios fue elegido presidente entre los años 1938 y 1947.

 

En el año 1947 el Presidente de la Nación, General Juan Domingo Perón, por el Decreto Nacional 34.817 del 6 de noviembre, incorporó la CAD (presidida por el ingeniero Ricardo Sánchez de Bustamante hasta 1948) al Consejo Nacional de Educación Física, que por la Ley 12.932 de ese año, podía otorgar préstamos en efectivo destinados a financiar la construcción de estadios, campos e instalaciones deportivas en todo el país. Con estos préstamos se emprendió la construcción de los estadios de fútbol de Huracán, Vélez Sársfield, Racing Club de Avellaneda, Sarmiento de Junín, más el Velódromo de Ciclismo de Palermo y el Complejo Olímpico recreativo de Ezeiza, entre otras muchas obras que le dieron al deporte argentino un incomparable empuje. 

 

En 1948 por el Decreto Nacional 36.247, el Estado Nacional reasumió la misión de organizar y dirigir las representaciones argentinas en torneos deportivos internacionales, que desde 1927 ejercía la Confederación Argentina de Deportes (CAD). 

 

En diciembre de ese año comenzó a ejercer la presidencia de la institución quien presidía la Corte Suprema de la Nación, el doctor Rodolfo Valenzuela(un ex esgrimista olímpico del equipo de florete en Los Ángeles 1932 y Berlín 1936). 

 

Durante su mandato y hasta la intervención institucional en 1956, la Confederación Argentina (CAD) tuvo un protagonismo jamás igualado hasta entonces y nunca vuelto a conseguir, para desgracia del deporte argentino.

 

El 18 de julio de 1950 en la sede de la CAD-COA, Carlos Pellegrini Nº 1362, se inauguró la “Casa del Deporte” y el general Perón, acompañado de su esposa Evita, asistió al acto. En su discurso a los dirigentes y deportistas presentes el Presidente de la Nación expresó: “En la República Argentina se hará en deportes lo que diga la Confederación, y nada más”, dejando muy en claro la importancia que la máxima autoridad de la República le otorgaba a esta“Institución libre del Pueblo”, como él mismo la denominaba. * “En 1978 esta sede paso a la calle Juncal 1662, compartida con el COA, quien en el año 2010 le compro su parte en un acto por lo menos suspicaz ante la indiferencia total de los funcionarios del estado nacional”.

 

En 1951 la CAD tuvo su “gran prueba de fuego organizativa” para el desarrollo de los “Primeros Juegos Deportivos Panamericanos”, disputados en la ciudad de Buenos Aires, entre febrero y marzo. Su resultado final no podía ser mejor. Una organización sobresaliente y Argentina primera en el medallero continental superando a los Estados Unidos de Norteamérica.

 

Hecho histórico, solamente igualado 40 años después por otro país, Cuba, en los Xº Juegos Deportivos Panamericanos de La Habana en 1991. Todos los demás Juegos entre estos dos, los ganó la representación de los Estados Unidos. 

 

Desde 1952,el presidente de la Confederación Argentina de Deportes comenzó a ser designado por el Poder Ejecutivo Nacional, no así los demás miembros de la Comisión Directiva que lo elegían libremente las Federaciones Nacionales. El primer presidente elegido de esta manera fue el Dr. Valenzuela, por el Decreto Nacional 3879, del 18 de marzo.

 

En 1954, el gobierno del General Perón, por Decreto Nacional 18.678 del 2 de noviembre, le asigna al Ministerio de Educación la responsabilidad de la dirección de la educación física y a la Confederación Argentina de Deportes (CAD), la gestión de los deportes en todo el país. Este decreto iba acompañado de una frase del presidente de la Nación, Juan Perón que expresaba: “Yo haré en el deporte, lo que me diga la CAD”.

 

A fines de septiembre del 1955, la CAD fue intervenida e investigada junto a todos sus dirigentes por la Comisión 49 del Gobierno Nacional de la “Revolución Fusiladora”, apoyándose en el tristemente conocido Decreto 4161 de la autodenominada “Revolución Libertadora”. 

 

Como interventor para esta institución fue designado el General Fernando I. Huergo, (un ex representante panamericano y olímpico de esgrima), responsable de la represión más dura que se haya desatado (hasta ese entonces) contra los deportistas argentinos, por el “infame delito” de haber simpatizado con “el régimen depuesto”.

 

Una generación de deportistas fue suspendida en su actividad por 99 años, por el “solo delito” de haber dedicado sus triunfos a Perón o por haber recibido de éste, beneficios económicos. Así, a varios deportistas, los impidieron de concurrir a los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956, quitándoles la posibilidad de conseguir medallas que por sus tiempos o valíalo hubieran realizado.

 

En diciembre de 1956, el General Huergo fue reemplazado como interventor por otro militar de menor rango (una imagen de lo que iba a suceder en el tiempo con el deporte argentino), el Coronel Julián Bustillo quien ocupó el cargo hasta enero de 1958.

 

En los períodos “seudodemocráticos” que sucedieron a la “Revolución Libertadora”, la CAD estuvo presidida por el doctor José Casas, representante del hóckey (1958 – agosto de 1964) y por el doctor Ricardo Levene (hijo), representante de la esgrima (1964 – octubre 1966).

 

Cuando un nuevo golpe militar, en junio de 1966, se apodera del Gobierno Nacional, la CAD es nuevamente intervenida por el general Jorge Nocetti Campos, entre octubre de ese año y abril de 1971, siendo reemplazado por Ernesto Cilley Hernández, un representante del rugby, disciplina que curiosamente nunca había querido integrar la Confederación Argentina de Deportes (luego Cilley, ¡oh casualidad!, fue subsecretario de Deportes de la Nación).

 

Con el regreso de un gobierno democrático en 1973, la CAD es dirigida durante un breve período, entre abril y junio, por el señor Carlos F. Portela, para asumir como interventor hasta abril de 1974, el esgrimista campeón panamericano y representante olímpico, Félix D. Galimi. En esta época la CAD participó activamente en la discusión del “proyecto de Ley del Deporte” enviado por el presidente Perón al Congreso Nacional el 9 de noviembre de 1973. Galimi fue elegido presidente en abril de 1974 y duró en el cargo hasta la intervención de marzo de 1976

 

Luego del “Golpe de Estado más sangriento de la Historia Nacional” ocurrido en la madrugada del 24 de marzo de 1976, contra el gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón, el Coronel Antonio Rodríguez (representante de la esgrima y secretario del Comité Olímpico Argentino) fue por unos días interventor en la Secretaría de Deportes de la Nación.

 

Desde allí el 25 de marzo de 1976, envió a las Federaciones Nacionales, varias de la cuales fueron intervenidas inmediatamente como el básquetbol, ciclismo y atletismo (con Héctor Serafín Granda como interventor), una misiva con el siguiente texto: Comunico a ustedes que en ejercicio de las facultades conferidas por la Junta Militar ha sido designado a cargo de la Confederación Argentina de Deportes el señor Miguel Ángel Bruno. Desde ahora reconocerán y respetarán dicha autoridad, acatando todas las medidas u órdenes que el señor Miguel A. Bruno les imparta. El texto estaba firmado por el delegado militar a cargo de la Secretaría de Estado de Deportes y Turismo, Coronel Antonio Rodríguez. 

 

En 1978 la CAD (aún intervenida) vivió un hecho singular, cuando la Asamblea anual de la Unión Argentina de Rugby (UAR) decidió suspender por tiempo indeterminado como afiliado, al Club Obras Sanitarias de la Nación. Lo acusaron de tener un equipo profesional de básquet, algo que la UAR no permitía. La CADpretendió defender a Obras Sanitarias, pero recibió como respuesta la siguiente frase del entonces presidente de la UAR, general auditor Lorenzo Bereciartua: “El Deporte Argentino (refiriéndose a la Confederación Argentina de Deportes) es un cajón de manzanas podridas, la única sana es la UAR y por eso debemos desafiliarnos de su institución”, algo que efectivamente ocurrió. Aún hoy la UAR es la única Federación Nacional deportiva sin representación en la CAD.

 

Durante su mandato como interventor de la CAD (1976/82), Bruno (representante de Equitación) creó las condiciones estatutarias para que la misma fuera absorbida por el Comité Olímpico Argentino (al revés de lo sucedido en 1927) y, de acuerdo con esos planes, desapareciera.  

 

Pero esta aviesa actitud fue neutralizada a fines de 1982 por el fuerte protagonismo de ocho federaciones nacionales (bochas, ciclismo, esquí acuático, motociclismo, gimnasia, ajedrez, tiro al vuelo y actividades subacuáticas) que lograron preservar la vida institucional de la CAD, basada legalmente en sus estatutos originales donde estaba previsto que mientras cinco federaciones decidan continuar, no se las puede disolver. Esta acción federativa, que fue promocionada y avalada por el entonces subsecretario de Deportes de la Nación, doctor Julio Fernández Mendy (junto a su asesor, el licenciado Alfredo A. Aguirre), formó un bloque para oponerse también a la derogación de la Ley del Deporte 20.655, pretendida desde lo más alto del poder, ya que el año anterior desde la Subsecretaria de Deportes, a cargo del dirigente Santiago Leyden, se había impulsado una nueva Ley, con el apoyo de cierta dirigencia deportiva.

 

Esta derrota de Bruno lo llevó a su renuncia. Así llegó a la intervención de la Institución, el dirigente del atletismo cordobés Fernando Salve, en la última etapa de la Dictadura Militar.

 

Recién en 1986 (tres años después de la vuelta a la democracia en la Argentina) el interventor, con el acuerdo de la Secretaria de Deportes de la Nación, llamó nuevamente a elecciones en la CAD, siendo elegido presidente Miguel Ángel Alberti, máximo dirigente del hóckey sobre césped. A éste lo sucedió en noviembre de 1988, el representante del Ajedrez, Juan Carlos Escribano O’ Connors, quién ocupó el cargo hasta abril de 1990.

 

Por esta fecha la CAD nuevamente toma una preponderancia importante en el ámbito nacional, al integrar el Consejo Nacional del Deporte (Co.Na.De.), la institución máxima del deporte nacional, creada por la Ley Nacional del Deporte 20.655, que comienza a cumplirse a partir del decreto reglamentario de 1989

 

Desde abril de 1990 hasta la actualidad es su presidente el dirigente del Sóftbol, doctor Fernando Aren, quien fue varias veces reelegido.

 

La Confederación Argentina de Deportes, el 8 de enero de 1991, toma a su cargo la responsabilidad del Plan “Rumbo a Mar del Plata ‘95”, para la preparación de los seleccionados nacionales que intervendrían en los Juegos Panamericanos de ese año. La mayoría de estas preparaciones se lleva a cabo en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD), completamente remodelado y ubicado en Av. Del Libertador y en Crisólogo Larralde, en las cercanías de Núñez, Ciudad de Buenos Aires.

 

En 1992, en una asamblea llamada por la CAD, las Federaciones Nacionales votaron favorablemente para apoyar el proyecto de reglamentación del art. 17º de la Ley del Deporte (reforma estatutaria de las federaciones, para que acepten en sus conducciones a los deportistas, entrenadores y el cupo femenino) que se impulsaba desde el Consejo Nacional del Deporte (Co.Na.De.).

 

A los pocos meses, ante el cambio de autoridades en la conducción de la Secretaría de Deportes de la Nación, en otra asamblea, esos mismos dirigentes votaron por la oposición al proyecto, como también lo sostenía el COA. 

 

En 1994, la CAD tiene a su cargo la organización de los Juegos Deportivos Argentinos, donde participaron todas las provincias con sus seleccionados de distintas actividades, en la ciudad de Mar del Plata, para inaugurar los nuevos complejos deportivos realizados con motivo de los Panamericanos del ‘95.

 

En la lectura de este libro podremos observar, que a lo largo de la historia deportiva,  las dos veces que la CAD tuvo la responsabilidad directa en la conducción de la planificación de los entrenamientos de nuestros deportistas (1943/55 y 1989/93), éstos consiguieron grandes éxitos internacionales, como lo demuestran especialmente los resultados de los Juegos Panamericanos disputados en los periodos posteriores (porque siempre un deportista de alto nivel, necesita una preparación de entre ocho a 10 años, para lograr sus mejores resultados).

 

Esta institución fue además, en los últimos años, una verdadera barricada contra los intentos de aprobar una nueva Ley del Deporte (propuestas de varios legisladores nacionales de distintas ideologías políticas) que permitiera la transformación de los clubes sociales y deportivos (sin fines de lucro) en sociedades anónimas, quedándose así con el capital social acumulado por varias generaciones de argentinos, según el Dr. Luis Porcelli, (uno de los abogados mas estudiosos de estos temas, en su escrito “Núcleo Deportivo o Institucional y la Crisis de los Clubes” -La Ley - 13 de junio 2001-).

 

En el año 2000, la CAD en un comunicado de 20 puntos denominado “Las Veinte razones para las veinte preguntas sobre el gerenciamiento en el fútbol” con las firmas del Dr. Aren y el Arq. Antonio Pérez se opuso totalmente a estos proyectos de leyes, como a otros intentos encabezados por el presidente de Boca Juniors, Ing. Mauricio Macri y el ministro de Justicia de la Nación, el riojano Raúl Granillo Ocampo.

 

Actualmente, una de las principales acciones que desarrolla la institución madre del deporte argentino, es el dictado del “Curso de Formación Especializada en Dirigencia Deportiva”. También es de destacar cómo en la última década fue notorio el aumento de nuevas federaciones (hay 22 % más) incorporadas a su seno.

 

La asignatura pendiente de la CAD, a nuestro entender, es el de haber logrado incorporar a su seno a las Confederaciones que existen en varias provincias argentinas, para realmente lograr un Federalismo Deportivo. Y lograr una democracia más plena en sus federaciones integrantes como dijo el subsecretario de deportes santacruceño, Héctor Alderete.

 

A partir de la Resolución Nº 417 del 7 de mayo del 2002, del Secretario de Turismo y Deporte de la Nación, Daniel O. Scioli, la Confederación Argentina de Deportes (CAD), como institución deportiva de cooperación técnica, en los términos del artículo 5º, inciso c) y o), y 19º , de la Ley Nacional del Deporte 20.655/74, será la encargada de realizar el Censo Permanente del Deporte Federado, que es obligatorio para las demás entidades deportivas.

 

Fuente: Libro “Historia Política del Deporte Argentino” (1610-2002) de Víctor Lupo

 

Ediciones Corregidor 2004

 

Capítulo IX - Página 105

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Asignación Universal en el Deporte: Las hermanitas Brizuela le hacen frente a la ANSeS

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Lunes, 17 de Junio de 2019 18:19

 

 

Uma y Morena son las hermanas Brizuela, tienen ocho y diez años, y detrás del pedido de su mamá, llegaron más de 40 acciones de amparo con la misma solicitud: que la ANSeS cumpla con la Asignación Universal por Hijo en el Deporte. La semana pasada, la Cámara de Apelaciones de Comodoro rechazó la queja de la ANSeS y ahora irá a la Corte Suprema.

 

20190616ninas de Santa Cruz








Uma y Morena juegan al handball desde los seis años y quieren seguir haciéndolo.

En el corazón del barrio Jorge Newbery está el Gimnasio Municipal Juan Bautista Rocha de Río Gallegos, que es la casa deportiva de las hermanas Brizuela. María Ofelia Borquez juega al handball desde los 11 años y ese gusto, que hoy la mantiene en la cancha, se los transmitió a su hijo mayor Thiago y a sus dos hijas.

Uma tiene ocho años y Morena, diez, aunque ambas aprendieron a jugar al handball a los seis. El fin de semana pasado se pusieron sus camisetas del Club Deportivo Amigos del Rocha y entraron a la cancha para los primeros partidos de la Liga Municipal de Handball.

Morena corre, se divierte, se enoja, termina el partido y, algo molesta por el resultado, abraza a su mamá. “Estamos todos alrededor del handball. Es una pasión la que tenemos y por suerte, siguen, siempre en el deporte, trato de que hagan actividad”, cuenta María Ofelia a Latidos. Es trabajadora independiente y jefa de familia y como puede, como tantos, intenta llegar a fin de mes. “Soy la que ingresa la plata en casa. Con ellas trato de hacer lo que puedo, con el enano tengo ayuda del papá, pero con ellas cuesta un poquito más”, dice.

Las dos nenas son beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo y dada esta condición, pueden también acceder a la Asignación Universal por Hijo en el Deporte, pero han encontrado obstáculos. De acuerdo a la Ley 27.201, promulgada en noviembre de 2015, se crea la Asignación Universal por Hijo en el Deporte “como suplemento adicional por cada persona menor de edad o persona con discapacidad, que se encuentren comprendidos entre los seis y dieciséis años de edad y estén a cargo de los titulares de derecho que perciban la Asignación Universal por Hijo para Protección Social”. El monto es del 40% sobre la Asignación Universal, un poco menos de 2 mil pesos mensuales.

A favor

Después del invierno de 2018, con la asistencia del abogado Mauricio Gómez Bull, se inició el trámite para solicitar la asignación y la ANSeS la negó; luego se realizó una acción de amparo ante la Justicia Federal, la cual tuvo un fallo positivo en Primera Instancia determinando que debía realizarse el pago; en abril, la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia lo reconfirmó.

La negativa de la ANSeS para cumplir con una ley vigente persiste y luego de haber presentado un recurso en Comodoro y que este fuera rechazado el jueves pasado, ahora presentará un recurso de queja a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Es poco probable que el recurso de queja tenga una respuesta favorable, mientras tanto no sólo Uma y Morena esperan acceder a la asignación, ya que durante este tiempo se han sumado cerca de 40 acciones de amparo desde Río Gallegos y Comandante Luis Piedra Buena que tienen el mismo objetivo:acceder a un beneficio estipulado por ley.

En otros puntos del país, como Entre Ríos y Santa Fe, también están comenzando a realizarse acciones en este sentido. “Hay un montón de nueva solicitudes, me parece muy bien, es para los chicos, solamente para ellos”, sostiene María Ofelia.

A Morena le gusta jugar al handball, invita a sus amigas de la escuela a que jueguen y espera por su primer viaje deportivo en septiembre, cuando se realice una nueva edición del Gorohandbolito, un torneo que tiene lugar en Caleta Olivia. Entre las actividades para juntar fondos está la del buffet, en el que colaboran la mamá de Morena y Uma.

La práctica del deporte beneficia la salud, forma en valores, enseña a trabajar en equipo y suma al crecimiento personal, sin embargo, suele ser relegada. Son mamás o papás quienes muchas veces deben peregrinar en nombre de sus hijos o hijas, vendiendo rifas o pidiendo apoyo económico para continuar con la actividad. Ya es la media tarde del sábado en Río Gallegos, mientras, María Ofelia espera que Uma entre a jugar y que desde la ANSeS entiendan que la ley está para cumplirla.

Fuente: La Opinión – Santa Cruz

10 junio de 2019

Foto: Mirta Velásquez

https://laopinionaustral.com.ar/asignacion-universal-en-el-deporte-las-hermanitas-brizuela-le-hacen-frente-a-la-anses/. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

Página 1 de 26

Banner