Tucumán: LUPO FUE PROFETA EN SU TIERRA

PDFImprimirE-mail

Presentación de los “100 Ídolos Tucumanos”  --  Por Carlín Nucci *

 

teresa bernasconi

Espere unos días para escribir esta nota tratando de que se me pase la emoción y la sorpresa vivida en aquella tarde-noche otoñal del 30 de mayo pasado en el hall central de la Legislatura de nuestra provincia, donde sus autoridades convocaron a la presentación del libro escrito por nuestro comprovinciano Víctor F. Lupo.

“Y como no iba a estar presente si el `Vitito´ Lupo había sido mi vecino de barrio y compañero de escuela. Agarre mi viejo grabador y allí fui..”, aunque hacía un tiempo largo que no lo veía porque vive en Buenos Aires desde hace muchos años. Llegue antes de las 18, hora anunciada en los afiches aunque la tarjeta de invitación convocaba para las 18,30. Y apenas atravesé las gigantescas puertas del nuevo edificio legislativo inaugurado hace apenas un año, me encontré con mi amigo de infancia con quien nos confundimos en un interminable abrazo sin poder siquiera cruzar más que unas palabras de ocasión, porque enseguida llegó ese extraordinario deportista multifacético que fue el profesor Luis Urueña acompañado de su señora, hija y nietas.

Mientras las chicas del protocolo mezcladas con los mozos organizadores del lunch que “devoraríamos” al final corrían de un lado para el otro y Lupo junto a un señor muy alto que, luego me enteré era el extraordinario básquetbolista cuyano Jorge Becerra, saludaban a los que iban llegando, yo pensaba como se iba a llenar semejante auditorio con más de trescientas sillas preparadas y un espacio más grande que una cancha de básquet atrás de las sillas.

Primero llegaron los ídolos mas veteranos todos ataviados de sus ropas de fiestas y ahí reconocí a mi vecina de Villa 9 de Julio, la Yolanda Reverso (campeona sudamericana de básquet en 1948) llevando elegantemente sus más de 80 años. Y ahí nomás acompañada de su esposo la “profe” Teresita Bernasconi. Luego de vestimenta más informal, los deportistas más jóvenes mezclados con los dirigentes. Se lo veía al presidente de los “pitucos” departiendo con el de Sportivo, el presidente de la Federación de Básquet y dirigentes del boxeo local.

collage1

El lugar se colmo totalmente un rato antes de la llegada de las autoridades. Los presentes más jóvenes comenzaron a levantarse de sus sillas para ofrecérseles a esas dos glorias del básquetbol femenino que llenaron de alegría nuestra juventud, la “Gallega Guevara” (con sus hijas y nietas) y Emilia Albarracín con su familia. Los periodistas, mientras tanto ya empezaban con sus grabadores y máquinas a sacar las primeras impresiones. Algunos otros ojeaban el libro a presentar que se encontraba en el estrado y a muchos se le debe haber pasado por su mente  hacerlo “quilita legal”.**

Las “cargadas futboleras” entre los “deca” y los “santos” presentes se promovieron con la llegada del eterno goleador “burro” Juan Carlos Carol y Eusebio Roldán por los de la Ciudadela y el “Percha” Bulacio y Raúl Aredes por los de la 25 de Mayo. Pero los de mi equipo, Sportivo Guzmán, no se quedaban atrás porque allí presente estaba la hija del gran David Iñigo (integrante de la selección nacional “Los Carasucias” en 1957) y los arqueros Miguelito Garcia (sobrino del sensacional Gregorio, arquero de Quilmes) y Victoriano (el papá de Lucas integrante de la Generación Dorada de básquetbol). También entre los presentes pude reconocer a la viuda del querido profesor Bazán junto a los familiares del “Loro” López, de Víctor Yapur, de Ale Alí y del atleta desaparecido (por la Dictadura Militar) Miguel Benancio Sánchez, “llegados estos especialmente desde Bella Vista para acompañar a su amigo Lupo”.

collage2

No fueron pocos los reencuentros de grandes figuras después de tanto tiempo y la emoción que imperaba en el lugar, toda vez que se congregaron casi 60 figuras de la talla del Tompy” Díaz(en silla de ruedas), “Buchino” Juárez, Héctor Pertot, Firmo Roberti, Teresa Barrionuevo, Vanesa Cena, Darío Gasco, Roberto Ahualli, Luis Ousset, los Rubino, Juan Pablo Juárez, Rivet Vozza, Kermes, “Lelo” Alonso, Rubén Salim, Jesús Toledo, J.J. Meza (campeón mundial juvenil de fútbol ‘79), Marcelo del Negro, los bochófilos Giri y D’Amatoy los rugbiers Juan C. Ghiringhelli, Martín Terán, el “Mono Gamboa y “Cheto” Santamarina, entre los que figuran en el libro, como también familiares de los que ya se fueron.

Cuando el salón desbordaba de gente, un murmullo se sintió en él, porque hacían su ingreso la tenista Mercedes Paz, el judoca olímpico Emmanuel Lucenti (mejor deportista tucumano del año anterior), y el extraordinario golfista “Pigu” Romero.

 

EL ACTO

 

La ceremonia comenzó a las 18,45 hs, digamos en el horario que nosotros estamos acostumbrados, con la presencia del Vicegobernador de la provincia Regino Amado, el vicepresidente de la Cámara Legislativa, Manuel Fernández y el Secretario del cuerpo, Juan Antonio Ruíz Olivares sentadas junto a Lupo, bajo un gran cartel que imitaba la tapa del libro “100 Ídolos Tucumanos”, sumado a una gran cantidad de legisladores y concejales presentes y el Subsecretario de Deportes, José “Cacho” Banegas.

El locutor presentó a los más de sesenta deportistas que asistieron a la cita y a los familiares de quienes ya se fueron de este mundo para luego, leer la Resolución de la Legislatura por la cual se declaraba de “Interés Cultural a esta obra que seguramente marcará un antes y un después en nuestro deporte”. A continuación leyó la Declaración del Consejo Deliberante de la Ciudad, que fue entregada a Lupo por los concejales capitalinos Ignacio Golobisky y Eloy Del Pino (peronistas) y José Avignone (radicalismo).

El cantautor tucumano Mario Cabrera acompañado por el bombista Yamil Fara fue el encargado de darnos la primera emoción a los presentes, cantando una canción de su autoría en homenaje a los Clubes (Canción Club de Barrio). No se había detenido la ovación a Cabrera cuando las luces del lugar comenzaron apagarse y en la pantalla gigante se iniciaba a verse imágenes en fotos de Lupo desde su niñez en la Villa 9 de Julio, su militancia política, sus más altos cargos de funcionario nacional hasta su actualidad como periodista y escritor, en solo 3 minutos, para seguirle unos diez minutos de imágenes de todos los deportistas incluidos en su magnifico libro.

Aunque las luces tardaron en reponerse pude observar los ojos húmedos de la mayoría de los presentes que no dejaban de “aplaudir y aplaudirse” a ellos mismos que hicieron la historia grande de nuestro deporte.

 

Muy emocionado, mi amigo Lupo, comenzó su alocución agradeciendo a sus amigos del barrio y de los clubes de sus “amores”, Redes Argentinas (donde jugó al básquetbol) y Sportivo Guzmán. A sus amigos de la escuela, del colegio y de la Universidad que estaban presentes, A sus compañeros de la militancia política en la juventud peronista y a sus familiares tucumanos y porteños que se habían llegado hasta el recinto. “Y especialmente a mi profesora de historia en el Instituto Privado Tucumán, Teresa Bernasconi, quien me alentó con sus enseñanzas a la militancia política y el amor por la historia, aunque ella recién se entere acá, porque hoy será premiada como la mejor nadadora de nuestra historia” dijo.

“Este acto que es un homenaje que nos debíamos los tucumanos, de ninguna manera es para mí, sino al Deporte de la provincia y a sus protagonistas, es para ustedes los deportistas...” explicó para que no haya ninguna equivocación, agradeciendo a las autoridades que hayan facilitado esta “Casa de las Leyes de la Democracia” para tal reconocimiento.

Lupopormenorizó los aspectos que concluyeron con la edición del libro, reconociendo el aporte recibido de los jóvenes periodistas Juan José VillalbaJuan Urchevich, y de su compañero y amigo personal Ramón Brunet. Al tiempo de rendir homenaje al recientemente fallecido Ramón Aguirre Suárez, ex jugador y campeón del mundo con Estudiantes de la Plata, nacido en la localidad de San Pablo.

Contó que: “Este libro que es lo más Objetivo visto desde mi propia Subjetividad, lo escribí por una suerte de desafío planteado en el 2004 (cuando presente mi primer libro) a la que me reto cuando era funcionaria, la más grande de la historia del tenis de la provincia, Mercedes Paz”, mientras la “Mecha” mostraba una sonrisa cómplice abrazándose a su hijo.

Ella, dijo, había expresado en ese momento lo siguiente: “Siento un gran orgullo como deportista y como tucumana que un comprovinciano como Víctor Lupo sea el autor de este Libro (`Historia Política del Deporte Argentino`) que es la investigación más seria del deporte nacional. Espero que pronto sea capaz de escribir sobre el Deporte de nuestra provincia”.

“Luego de escribir junto al periodista Horacio del Prado, 100 Ídolos Porteños en homenaje al Bicentenario de la Patria en el 2010, con la gran ayuda del representante de Tucumán en Buenos Aires, Lic. Pablo Tonelli decidí encarar esta extensa recopilación volcada en la obra que consta de 542 páginas para los 100 ídolos elegidos, más cinco Hazañas del deporte local”, expresó Lupo para seguir explicando: “El libro es un homenaje al Bicentenario de la batalla de Tucumán ocurrida en 1812 y conducida magistralmente por el Gral. Manuel Belgrano y su pueblo en armas. Porque de ellos heredamos nuestra mística los tucumanos”.

También en su discurso admitió el estrecho vínculo de la política y el deporte (Aristóteles: Todo lo que el hombre realiza u omite, es política), recordando las frustraciones  que sufrieron deportistas tucumanos por el mal accionar político de gobiernos dictatoriales. En tal sentido, se refirió al maratonistaHumberto “Suri” Delgado (en la década del ’30), al básquetbolista Felipe “Yuco” Fernández (con el Genocidio Deportivo de 1955), a Carlos Romano y el tirador Firmo Emilio Roberti (desilusionados de no ir a los Juegos Olímpicos de Moscú ‘80), quienes vieron frustradas sus posibilidades de representar al país en eventos internacionales.

Luego habló de la política deportiva y la falta de democracia en el Deporte. Para que esto suceda debemos lograr que se cumpla en todos sus términos la vigente Ley del Deporte, funcionando los distintos Consejos y demás Institutos de la Ley.

Como cierre de su alocución Lupo reconoció que lo invade actualmente “el sueño” de la ‘Construcción de una ciudad deportiva’ en Tucumán, “para que sea la bisagra que nos lleve a un Deporte para Todos alejándonos de las epidemias de Sedentarismo que hoy invade al mundo moderno e integrando así a la población a la faceta cultural que nos distingue a los deportistas. Si una vez nuestros próceres pudieron soñar y planificaron las grandes obras de la provincia, la cual la última fue el Dique El Cadillal, porque no podemos darnos este nuevo sueño y comenzar a planificarlo ya mismo”.

La ovación no se hizo esperar y la mayoría de la concurrencia aplaudía de pie esta propuesta de su comprovinciano.

collage3

Luego el Vicegobernador, Regino Amado, manifestó su complacencia por la emotividad del acto y la presencia de figuras históricas del deporte provincial y nacional. Aseguró en su discurso que la Legislatura con beneplácito abre sus puertas para homenajear a las personalidades distinguidas. Dijo que los funcionarios y legisladores acompañan el sueño de Víctor Lupo, “lo que seguramente está en la mente de todos”, espetó a la concurrencia. “Ahora podemos comenzar a soñar en esto, luego de que el Gobernador Alperovich, puso nuevamente a la provincia de pie, ante el desastre en la que estaba sumida en el año 2003. Ahora como él mismo lo expresa en el prólogo de este libro, junto a todos los tucumanos, debemos dar un salto de calidad en todos aquellos terrenos en que hemos hechos importantes progresos” reflexionó el vicegobernador.

Acto seguido los funcionarios entregaron al ilustre visitante distintas distinciones y regalos, el presidente del Club Redes Argentinas una plaqueta y el presidente de Sportivo Guzmán; Gustavo Tapie le entregó el Diploma de Presidente Honorario de la institución.

Como cierre del acto los deportistas Yolanda Reverso, Teresa Bernasconi, Roberto del Corro, Eusebio Roldán, Raúl Aredes, Mercedes Paz, Manuel Arquez, Carolina Schwab, “Cheto” Santamarina, Roberto Sánchez (actual diputado provincial) y el “Tompy” Díaz recibieron en nombre de los 100 ídolos el diploma de la Legislatura más el libro y el video como distinción.

Al finalizar el acto, lo recibieron también los demás deportistas presentes como así también los familiares de los mismos y los periodistas.

collage4

El lunch fue el epílogo final, mientras que el autor era asediado por las notas de los periodistas de los canales de TV y radios presentes como por los deportistas con sus familiares que querían posar junto a este dirigente que hoy se convirtió en un escritor reconocido a nivel internacional. Allí todos le reconocían sus meritos personales y le demostraron su inmenso cariño a este hijo dilecto de la Villa 9 de Julio, convirtiéndolo en un profeta en su propia tierra.

Luego de esperar casi dos horas para saludar a mi amigo de la infancia, me fui a casa  pensando en escribir estas líneas, que tarde más de una semana en poder realizarla, porque aún me sigue dando vuelta las emociones y la frase que me lanzó uno de los grandes deportistas de todas las épocas, Luis Urueña: “Hoy gracias a Lupo el deporte `copó´ la Legislatura y se hizo cargo de la `banca´ que le corresponde por su gran historia. Esperemos que entre todos podamos dar vuelta la rueda del Deporte tucumano”.

 

* Historiador Deportivo

 

** Fórmula ritual infantil utilizada durante el siglo XX en el noroeste argentino, especialmente en la provincia de Tucumán, en ocasión de la apropiación por sorpresa y/o del arrebato de objetos tales que juguetes, golosinas, útiles escolares etc. efectuados en presencia y con el conocimiento de los damnificados.

 --------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

 

Banner